7 razones para incluir lácteos en la cena de Navidad

noticiasSAL1222_navidadSabemos que una nutrición adecuada es indispensable en todas las etapas de la vida y también en todas las épocas del año; no obstante, al llegar las fiestas de fin de año, en ocasiones se pierde de vista la importancia de mantener una dieta balanceada.

Las posadas, reuniones y la cena navideña son un gran desafío para mantener hábitos alimenticios saludables.

Por este motivo, te compartimos 7 razones por las cuales se deben incluir lácteos en la cena de Navidad, ya que además de brindar un aporte energético y nutrientes balanceados, traerá beneficios para tu salud, según la Cámara Nacional de Industriales de la Leche (CANILEC).

1. Su alto contenido de agua

El agua representa el 87% del contenido total de la leche, lo que le permite a tu cuerpo aprovechar de manera uniforme todos sus nutrientes.

2. Es fuente de energía

El ácido butírico, único en los lácteos, es la principal sustancia para la obtención de energía y lo mejor es que lo puedes encontrar en productos como mantequillas o cremas.

3. Su gran cantidad de vitaminas

Especialmente A, D, E y K, las cuales intervienen en funciones relacionadas con la visión, el esqueleto y la prevención de algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares.

4. Aporta proteínas

Las proteínas en los lácteos son de alto valor biológico, ya que contienen los 10 aminoácidos indispensables para la síntesis y reparación de tejidos.

5. Única fuente de azúcar simple

La lactosa de la leche es la única fuente de galactosa para el cuerpo, un azúcar simple indispensable en la formación de tejidos nerviosos.

6. Es la principal fuente de calcio

La leche es el mejor alimento para el crecimiento de los huesos cuando somos jóvenes, así como para el mantenimiento de nuestra salud ósea en la edad adulta.

7. Cuidar tu peso

Estudios comprobaron que los llamados ácidos grasos linoleicos conjugados (ALC) de la leche pueden favorecer la pérdida de peso, ya que movilizan el tejido adiposo y conservan las reservas de proteína.

Fuente: Salud180.com