Beneficios de consumir leche

A muchas personas les cuesta beber leche en la etapa adulta ya sea porque no les gusta el sabor o por intolerancia a la lactosa. Sin embargo, también existen personas que no lo hacen porque creen que la leche es mala para los adultos.

Existen varios mitos sobre la producción, distribución y efectos de la leche en el organismo que merecen ser aclarados.

Esencial en todas las fases de la vida: la leche hace bien a nuestra salud. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda tres porciones diarias de leche o derivados como el yogurt, el queso o las bebidas derivadas de la leche.

Alimento completo: la leche es un alimento completo, fuente de diferentes nutrientes esenciales como las proteínas, los minerales (fósforo y zinc) y calcio. También es responsable de la salud ósea.

Bueno para dormir: la leche también te puede ayudar a dormir. De hecho, el calcio estimula la relajación y el aminoácido triptófano aumenta la cantidad de serotonina en el cerebro, vital para el sueño.

Recomendada para actividades físicas: poca gente lo sabe pero la leche es una gran bebida hidratante. Consumirla tras hacer ejercicio beneficia a los músculos y a la hidratación.

Prevención del cáncer: ¿Quieres otro motivo para beber leche? diversos estudios apuntan a que la leche y sus nutrientes (como el calcio, la vitamina D, la lactoferrina y las proteínas del suero de leche) tienen efectos positivos sobre la reducción de posibilidad de contraer cáncer, especialmente el de colon.

Aumenta la inmunidad: este alimento es poderoso para aislarte de las enfermedades, además posee una gran acción antioxidante.

Fuente: El siglo, Venezuela. 3-4-2019