Curiosidades del yogur griego

Se ha comprobado que el yogur estilo griego tiene menos suero y grasa que uno tradicional, por eso su textura es más gruesa y cremosa lo que lo hace excelente para mejorar tu digestión.

Salud digestiva

Gracias a los probióticos del yogur estilo griego, las bacterias buenas que ingieres mantienen el equilibrio en tu intestino. Esto funciona como recubrimiento si tienes síndrome de intestino o colon irritable, colitis o úlceras.

Cuida tu corazón

El yogur estilo griego es una gran fuente de calcio, magnesio y potasio, minerales que ayudan a disminuir y estabilizar presión arterial.

Protege tus huesos

No solo necesitas calcio para evitar fracturas o desgaste en tus huesos, sino también fósforo, magnesio y proteínas para mantenerlos fuertes. El yogur estilo griego es el más completo de los lácteos, es como un suplemento para tu sistema óseo.

Controla tu peso

Según el American Journal of Clinical Nutrition, quienes consumen lácteos bajos en grasa y llevan una dieta estilo mediterránea, controlan su peso o pueden perder hasta 1 kilo por semana, saludablemente.

El yogur estilo griego entre comidas, ayuda a controlar los antojos y comer por ansiedad.

Sin problema para intolerantes a la lactosa

Cuando consumes lácteos de calidad como el yogur estilo griego, estás protegiendo tu estómago por tratarse de un alimento con menos lactosa (4 gramos por porción).

Ahora sabes que puedes disfrutar del delicioso yogur estilo griego sin preocupaciones, y obtener grandes beneficios para tu salud.

Fuente: Salud 180.