Desarrollan queso que reduciría el colesterol y enfermedades cardiovasculares

NoticiasSAL0807_QuesoInvestigadores del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), junto con una empresa láctea, enriquecieron un queso con fitoesteroles y antioxidantes naturales y consiguieron un producto lácteo que ayudaría a disminuir los niveles de colesterol y el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Gabriela Grigioni, coordinadora técnica del proyecto y especialista del Inta, señaló que se trata de un producto logrado a partir de la tecnología desarrollada por investigadores del Instituto de Tecnología en Alimentos que incorpora a los fitoesteroles y antioxidantes naturales durante el proceso de elaboración.

“Obtuvimos un queso Port Salut light, con fitoesteroles y tocoferoles naturales”, explicó Grigioni, quien expresó: “Está demostrado científicamente que la ingesta de 2,2 gramos de fitoesteroles, por cada 60 gramos de queso, ayuda a regular los niveles de colesterol de las personas que lo consumen, en el marco de una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable”.

De acuerdo con Sergio Rizzo, especialista en alimentos del Inta, gracias a su composición química, “los fitoesteroles -compuestos de origen vegetal- regulan el colesterol total y producen una disminución del LDL, conocido como colesterol malo”.

“Esta propiedad hace que este queso funcional ayude a prevenir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares”, dijo Rizzo y detalló que este producto posee, además, tocoferoles naturales: “Son compuestos, también de origen vegetal, que ejercen un efecto antioxidante protector sobre los demás nutrientes del alimento”.

Una de las principales ventajas de este desarrollo es que “se genera un producto natural que puede proporcionar beneficios a la salud que van más allá de los nutrientes tradicionales que contiene el queso, en solo una porción de 60 gramos”.

Un equipo de especialistas del Laboratorio de calidad de leche y agroindustria del Inta Rafaela (Santa Fe) lideró la puesta a punto de la tecnología para la elaboración de queso blando reducido en materia grasa.

Luciana Costabel, investigadora del proyecto y especialista en alimentos lácteos del Inta Rafaela, explicó que eligieron incorporar estas propiedades a un queso porque “además de ser un producto de consumo masivo, por sus cualidades nutritivas, es muy buscado por los consumidores gracias a los beneficios que aporta a la salud”.

Resultado de la articulación público-privada y mediante la firma de un convenio de vinculación tecnológica entre el Inta y la empresa Pyme de Córdoba Lácteos Capilla del Señor S.A., este queso funcional estará disponible para su comercialización en los próximos meses.

Fuente: Diario Bae, Argentina. 25-07-15