El motivo por el que sí debes tomar lácteos cuando estás embarazada

La Fundación Española de la Nutrición (FEN) junto con la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT) y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) han llevado a cabo una revisión de la evidencia científica disponible acerca de la alimentación y la nutrición en las mujeres gestantes.

La leche cumple un papel fundamental en la dieta de las embarazadas, ya que aporta energía y nutrientes esenciales de alta calidad como calcio, vitamina D y vitaminas del grupo B entre otros. Su ingesta no sólo mejora el estado nutricional de la mujer gestante, sino que también tiene efectos beneficiosos sobre el crecimiento y desarrollo fetal y sobre la salud de la madre y la del bebé.

Las mujeres embarazadas tienen necesidades nutricionales específicas y deben ser conscientes de la importancia de mantener una dieta adecuada a las necesidades que requiere esta etapa. A pesar de ello, los escasos estudios disponibles hasta el momento ponen de manifiesto que la alimentación de las embarazadas en España presenta insuficiencias y desequilibrios que se traducen en ingestas inadecuadas de algunos nutrientes esenciales, lo que no sólo repercute en su salud, sino que puede tener también un impacto directo en la salud del futuro bebé.

Así lo recoge el Prof. Ángel Gil, Presidente de FINUT y Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Granada, el Prof. Gregorio Varela Moreiras, Presidente de la FEN y Catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo de Madrid y la Prof. María Jesús Cancelo, Secretaria General de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) en el informe ‘La leche como vehículo de salud en situaciones fisiológicas especiales: mujer gestante’. En este, y en palabras del Prof. Ángel Gil, se pone de manifiesto que “la leche y los lácteos tienen un papel muy relevante en la dieta de las embarazadas, ya que aportan proteína de alta calidad nutricional, calcio, vitamina D y vitaminas del grupo B, entre otros nutrientes. Su consumo no sólo mejora el estado nutricional de la mujer gestante, sino que también tiene efectos beneficiosos sobre el crecimiento fetal y el peso al nacer y sobre algunos marcadores de salud, tanto en las madres como en sus hijos”.

La utilización de suplementos nutricionales es la manera tradicional de tratar de asegurar la ingesta apropiada de algunos micronutrientes cuyos requerimientos son elevados en la mujer gestante. Esta revisión, además, pone de manifiesto que la leche puede ser un vehículo óptimo y más natural para desarrollar alimentos fortificados que ayuden a asegurar la ingesta de estos nutrientes claves, que tienen efectos beneficiosos sobre el crecimiento fetal y sobre la salud de la madre y del futuro bebé.

La leche, por sus características físico-químicas y por su facilidad y frecuencia de consumo, es un vehículo ideal para el enriquecimiento y la fortificación de la dieta con determinados nutrientes, como el calcio, la vitamina D o los ácidos grasos Omega-3.

En el mencionado informe se ha llevado a cabo una profunda revisión sobre el papel de los lácteos durante el embarazo, llegando a la conclusión, tal como apunta el Prof. Gregorio Varela, de que “el consumo de lácteos convencionales mejora el estado nutricional de la mujer gestante y tiene también efectos beneficiosos sobre el crecimiento fetal y sobre algunos marcadores de salud, tanto en las madres como en sus hijos”. Además, los estudios con lácteos fortificados y enriquecidos muestran beneficios en la salud ósea de la madre y de su hijo, y parece que podrían tener también un impacto positivo en el desarrollo visual y cognitivo del niño.

Con todo ello, los autores a través del informe ‘La leche como vehículo de salud en situaciones fisiológicas especiales: mujer gestante’, concluyen que una alimentación apropiada es fundamental para el correcto desarrollo de la gestación y para la salud presente y futura de la madre y del bebé. Por ello, es fundamental que la mujer embarazada esté bien informada sobre la dieta que más se adecúe a su estado ya que, además, dicha información le ayudará a desterrar muchos falsos mitos que existen sobre la alimentación durante el embarazo. En esta etapa las necesidades nutricionales y energéticas son mayores, por lo que el seguimiento de una dieta variada y equilibrada, junto con unos hábitos de vida saludables es, si cabe, más importante que en otras etapas de la vida.

Tal y como recoge el informe, la Dra. María Jesús Cancelo explica que “los suplementos nutricionales y los alimentos fortificados o enriquecidos, siempre bajo la supervisión de un profesional sanitario, pueden ser de utilidad para alcanzar las ingestas aumentadas de determinados nutrientes fundamentales para el desarrollo presente y futuro del niño, así como para el mantenimiento de la salud de la madre”.

Sobre Fundación Española de Nutrición (FEN)

La Fundación Española de Nutrición es una entidad sin ánimo de lucro, creada hace más de 30 años, miembro español de la European Nutrition Foundations Network (ENF). Su objetivo es el estudio, conocimiento y mejora de la nutrición de los españoles, a cuyo fin coordina estamentos científicos e industriales en las tareas investigadoras en el campo de la nutrición, impulsando una corriente de comunicación en sentido doble entre ambos sectores científico e industrial.

Sobre Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT)

La Fundación Iberoamericana de Nutrición es una entidad sin ánimo de lucro que nace en febrero de 2011 promovida por la Unión Internacional de Sociedades de Nutrición (IUNS), con el objetivo de promover el avance en el conocimiento, desarrollo, investigación e innovación en las ciencias de la Nutrición y Alimentación a través de la cooperación internacional en el marco de Iberoamérica y a través de una conjugación de esfuerzos procedentes de distintas esferas de la sociedad. FINUT trabaja con instituciones públicas y privadas en aras de desarrollar recursos que, principalmente, serán empleados en la formación de jóvenes científicos en las materias científicas de Nutrición y Alimentación

Sobre Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO)

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, con sus más de 120 años de existencia tiene el privilegio de ser la Sociedad Científica más antigua de nuestra especialidad en toda Europa. Fue fundada en Madrid el 14 de Junio de 1874, con objeto de “estudiar a la mujer en los diferentes estados de su organismo”. En la actualidad, su objetivo es estimular el progreso científico de la especialidad de Ginecología y Obstetricia. Facilita a sus asociados formación continuada y promueve reformas que contribuyen a mejorar la calidad de la atención sanitaria, que la especialidad desarrolla tanto en el área de la Ginecología como de la Obstetricia, con el fin último de mejorar la salud y la calidad de vida de la mujer.

Fuente: La razón, España. 3-6-2018