Envejece de forma más saludable consumiendo productos lácteos

Consumir productos lácteos puede ayudar a conseguir un envejecimiento saludable, según los expertos de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética, FESNAD. Expertos que recuerdan que los lácteos son una fuente importante de proteínas de alta calidad, vitamina A, D, B2 y B12, y de minerales como el calcio, el magnesio y el potasio, elementos imprescindibles para la salud de la población mayor.

Si hablamos de salud ósea, el consumo de productos lácteos es un instrumento esencial. De ahí que la Federación ofrezca unas recomendaciones precisas sobre cómo la alimentación puede ayudar a un envejecimiento saludable y de calidad. Es necesario mantener la salud ósea para prevenir enfermedades como la osteoporosis, una patología que afecta a más de 200 millones de personas en todo el mundo, especialmente a mujeres postmenopáusicas. Además, la osteoporosis es la responsable de 10.000 fracturas al año. Las cifras son claras: se estima que una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres mayores de 50 años sufrirá una fractura por osteoporosis a lo largo de su vida.

A medida que vamos envejeciendo, se produce una mayor pérdida de masa muscular, lo que aumenta el riesgo de caídas y de fracturas. Esta pérdida afecta al 30 % de las personas mayores de 60 años y a más del 50 % de los mayores de 80 años. Para mejorar esta situación los expertos recomiendan seguir una dieta equilibrada que incluya el consumo habitual de productos lácteos y una actividad física regular. El consumo de más de seis raciones de lácteos a la semana se asocia con un menor riesgo de rotura por fragilidad.

Los resultados de varias revisiones sistemáticas y metaanálisis recientes demuestran que el consumo de leche, yogur y queso se puede asociar con un menor riesgo de fractura de cadera. Además, diversos estudios muestran que la población mayor se encuentra frecuentemente malnutrida, lo que puede degenerar en una mala salud ósea. Algunas causas de esa malnutrición pueden ser la síntesis insuficiente de vitamina Da través de la piel o de nutrientes como el calcio.

La presidenta de FESNAD, la doctora Ascensión Marcos, asegura que los lácteos “son una fuente importante de proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales, elementos clave para el mantenimiento de la salud de huesos y músculos y, por tanto, una herramienta útil para mejorar la calidad de vida de la población mayor“. Insiste también en que para mantener una buena salud ósea en los mayores “se recomienda el consumo de dos o tres raciones de lácteos al día, tratando siempre de respetar los gustos y las preferencias de cada persona”.

Fuente: Senda Senior, España. 26-4-2019