Hamburguesas de ricota y espinaca

 

1- Picar la cebolla lo más pequeña posible.
2- Lavar bien y escurrir la espinaca, o descongelar en caso de usar congelada.
3- Picar la espinaca lo más pequeña posible.

4- Desgranar o rallar la ricota.
5- Cortar la panceta en cubitos pequeños.

5- Mezclar la ricota con la cebolla, la espinaca, la avena y la panceta.
6- Condimentar a gusto.
7- Agregar el huevo y mezclar bien.

8- Formar las hamburguesas del tamaño deseado.

9- Colocar en una asadera aceitada, y cubrir las hamburguesas con un hilo de aceite.
10- Cocinar en horno precalentado a temperatura alta hasta que se empiecen a dorar.
Si es necesario, dar vuelta al final de la cocción.

Porciones: 8-10 hamburguesas.
Acompañamiento: Ensalada de trigo burgol, tomate, pepino y aceitunas negras.
Observaciones: Se pueden congelar crudas, utilizando separadores de nylon entre ellas para que no se peguen. Para cocinarlas se sacan del freezer al horno, sin descongelar.