La leche presente una vez más

noticiassal1128_dashLa dieta DASH, rica en leche y yogur descremado, verduras y frutas y baja en sodio, ha demostrado ser la más eficaz en el control de la Presión Arterial. Los científicos atribuyen al calcio lácteo el efecto protector contra la Hipertensión Arterial, además de otros componentes como el potasio y el magnesio presentes en esos alimentos.

Un grupo de investigadores de Wisconsin descubrió que mujeres con Hipertensión Arterial que tomaban 1.500 mg de calcio al día, además de la medicación indicada, experimentaban una caída significativa en sus valores de tensión arterial, en comparación con las que sólo tomaban la medicación.

La dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension o Enfoque dietético para reducir la Hipertensión) ha sido una de las investigaciones que ha permitido confirmar que el consumo de al menos 2 porciones de leche o yogur al día, junto con 5 porciones de verduras y frutas, dentro de una alimentación saludable baja en sodio, puede favorecer el descenso de entre 3 y 5 mmHg en la presión diastólica y sistólica respectivamente.

Según un trabajo publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, se ha demostrado que con un consumo diario de lácteos descremados, la Presión Arterial disminuía (en personas hipertensas) en comparación con aquellos individuos con Hipertensión cuyo consumo de lácteos era mínimo o nulo.

Un trabajo llevado a cabo en la Universidad de Navarra, publicado en el British Journal of Nutrition, ha confirmado que aquellos participantes que tenían un consumo mayor de lácteos, presentaban valores de Hipertensión Arterial significativamente menores a aquellos cuyo consumo era bajo.

Se ha visto que la acción del calcio lácteo es fundamental, actuando a nivel de las células musculares lisas de las arterias, controlando su contracción.

El calcio lácteo se encuentra en la leche y en sus derivados, así como en cualquier preparación elaborada con leche. Recordemos que el calcio es un mineral que no se destruye con el calor: al cocinar la leche, ni con el frío: al hacer un helado. Todas las leches poseen calcio en sus componentes: aproximadamente 240 mg por cada taza de 200 ml. Existen leches con mayor aporte de calcio, las extra-calcio, llegando a valores de 300mg por taza.

La leche puede consumirse en desayunos, meriendas o formando parte de platos principales como son salsas blancas, purés, sopas cremas elaboradas con leches, así como en preparaciones dulces: flanes, cremas, helados cremosos y postres lácteos.

¡No lo olvides! La leche cuida tu salud siempre.

Referencias:
María Elena Torresani – María Inés Somoza. Cuidado Nutricional Cardiometabólico. 2012
Lic. Viviana Viviant. Leche, yogur & Queso sanadores más allá de los huesos. 2012
Fuente: Conaprole, Uruguay.