La Unión Europea promueve el consumo de leche

La Organización Interprofesional Láctea de España y la Unión Europea desarrollan el programa ‘Di que sí al menos a 3 lácteos al día”. Esta iniciativa, de dos años de duración, tiene como objetivo promover en nuestro país el consumo de leche y sus productos, así como desterrar falsos mitos sobre el consumo de lácteos

Para desterrar falsos mitos, como por ejemplo afirmaciones como que la leche no es sana cuando nos vamos haciendo mayores, y sobre todo para evitar que el consumo de leche y lácteos no siga sufriendo el descenso que ha registrado en los últimos años, así como, para promover su incorporación en una dieta sana y equilibrada, la Unión Europea y la Organización Interprofesional Láctea de España desarrollan un programa, con dos años de duración, intitulado ‘Di que sí al menos a 3 lácteos al día’.

Los beneficios de la leche son muy numerosos y este programa busca señalarlos para potenciar su consumo. Es decir, ‘Di que sí al menos a 3 lácteos al día’ busca desterrar falsos mitos, terminar con la desinformación que sufren los productos lácteos y fomentar la incorporación de la leche en la dieta de los españoles, sea cual sea su edad.

La iniciativa, que cuenta con el apoyo del Ministerio de Sanidad, tiene como objetivo principal fomentar un mejor conocimiento y más extenso por parte de los ciudadanos, para llegar a la incorporación de 3 lácteos en la dieta diaria, en pos de una dieta más sana y equilibrada.

La leche, un alimento completo

Manuela Juarez, especialista en tecnología de los alimentos y profesora de investigación ad honorem del CSIC, confirma la importancia de la leche en nuestra dieta. La profesora ha explicado que los lácteos “son alimentos completos que tienen nutrientes muy interesantes, como proteínas con alto valor biológico”.

Y es que los beneficios de la leche para la salud son palpables. En primer lugar, los lácteos son una importante fuente de minerales. Además del famoso calcio, que en el caso de la leche se trata de una fama justificada, ya que además de suministrarnos de una gran cantidad, es muy biodisponible, es decir su absorción es mejor que en otros alimentos, también aporta potasio, zinc, fósforo y yodo. de una gran importancia para una alimentación sana.

Pero la leche no solo aporta minerales esenciales, los productos lácteos contienen proteínas con todos los aminoácidos esenciales, que contribuyen a aumentar y conservar la masa muscular, hidratos de carbono en la lactosa, que suministra el 25% de la energía total necesaria, riboflavina, vitamina B12 y demás vitaminas como la A, C y niacina.

Una aliada en todas las etapas de la vida

Es aconsejable el consumo de lácteos o de leche en todas las etapas de la vida. Está muy extendida la certeza de que la leche es muy beneficiosa para los niños y los adolescentes, ya que les ayuda en su crecimiento. Pero la juventud no es el único momento de la vida en el que es provechos consumir productos lácteos. ‘Di que sí al menos a 3 lácteos al día’ también se centra en lograr un mayor consumo desde que somos pequeños, hasta el momento en que pertenezcamos a la tercera edad. Ya que, aunque menos conocida, la influencia positiva de estos productos en los mayores es notable.

Las personas mayores que con el calor sufren pérdidas de apetito, pueden utilizar la leche para cubrir tanto sus necesidades nutricionales, la leche les aporta gran parte de los nutrientes que necesitan, y de hidratación, por la gran cantidad de agua que hay en ella. Además, al llegar a cierta edad, pueden surgir dificultades para ingerir ciertos alimentos, por lo que los productos lácteos se convierten en un gran aliado, ya hay una gran variedad de ellos con una alta diversidad de nutrientes, que permiten cubrir las necesidades alimenticias y mejorar, a través del consumo, la calidad de vida.

Por ello, el especialista en Geriatría en el Hospital Clínico San Carlos y profesor de Ciencias de la salud de la Universidad Complutense de Madrid, Federico Cuesta, subraya que los lácteos son fundamentales para los mayores, más aún si han superado los 75 años de edad, ya que aportan una alta riqueza de nutrientes de forma muy concentrada y, además, con mucha “biodisponibilidad”, son mejor absorbidos que otros.

Fuente: Animal’s Health, España, 13-11-2018