Los beneficios de beber leche a diario

Tomando un par de vasos de leche al día cubriríamos, según los expertos, más de la mitad de los requerimientos de calcio diarios.

El ser humano, al terminar la lactancia, pierde gran parte de la capacidad de digerir la lactosa, que es el principal hidrato de carbono de la leche. Esto se produce, según los expertos, porque disminuye e incluso desaparece la producción de lactasa, una enzima intestinal encargada de su digestión. Sin embargo, desde hace miles de años se han observado cambios genéticos que han favorecido que digiramos la lactosa, y también se han dado cambios en la microbiota intestinal que han favorecido esta adaptación. “Como resultado de estas adaptaciones del metabolismo, que responde a la evolución humana, los adultos podemos tolerar la leche, que es un alimento muy rico en energía y nutrientes. Tanto es así, que los lácteos cubren un 10% de nuestros requerimientos nutricionales diarios”, informa la nutricionista Rocío Mateo, investigadora del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón.

Con ayuda de esta experta en nutrición y dietas, hacemos un repaso de los beneficios de beber leche todos los días:

  • La leche, como el resto de lácteos, induce importantes beneficios sobre nuestra salud, principalmente sobre la salud ósea, y el alcance de estos se extiende más allá de la infancia, pues su consumo -según los expertos- es también ventajoso en la edad adulta. “Un consumo adecuado de calcio a lo largo de todas las etapas de la vida, junto a otras medidas (como la práctica de ejercicio o una ingesta adecuada de vitamina D), es esencial para mantener una buena salud ósea y prevenir enfermedades como la osteoporosis”, informa esta investigadora.
  • Así pues, aunque en los últimos años hayan aparecido estudios divergentes en cuando al efecto protector del consumo de lácteos en la infancia, la adolescencia y la edad adulta sobre la aparición de fracturas óseas, recientemente se han publicado diversos metaanálisis que concluyen que los beneficios del consumo de lácteos son múltiples y quedan lo suficientemente demostrados. “Estos beneficios -detalla Mateo- incluyen la prevención de enfermedades cardiovasculares (principalmente ictus) o la disminución del riesgo de desarrollar diabetes en edad adulta y obesidad en la infancia”.
  • La asociación del consumo de lácteos con el riesgo de cáncer ha sido otro punto de controversia, pero lo cierto es que según aclara esta investigadora, los últimos estudios serios publicados concluyen que “no existe ninguna evidencia que asocie el consumo de lácteos con un aumento de padecer cáncer. Es más, asocian su consumo a un menor riesgo de sufrir algunos tipos de cáncer, como el de mama, colon o gástrico”, destaca.
Fuente: El Heraldo, España. 19-2-2017