Los lácteos ayudan a controlar el colesterol, disminuir la hipertensión y fortalecer los huesos

noticiasSAL1212_beneficiosConsumir habitualmente lácteos ayuda a controlar los niveles de colesterol en sangre, disminuir la hipertensión y fortalecer los huesos en todas las etapas de la vida y, especialmente, durante la infancia, el embarazo y la menopausia.

Así lo ha recordado InLac que acaba de publicar una serie de infografías, tituladas ‘Beneficios de los lácteos en la Infancia’ y ‘Leche y lácteos en las distintas etapas de la vida’, en las que se destaca la importancia de consumir estos productos.

Y es que, según el último estudio anual de Mercasa, publicado recientemente por el Ministerio de Agricultura, los españoles consumen casi un litro menos de leche que en 2014, una caída que agrava “todavía más” la situación por la que atraviesa el sector lácteo en España.

Por ello, y con el objetivo de revertir esta tendencia, InLac ha recordado que los lácteos constituyen un grupo “fundamental” para lograr una adecuada alimentación en todas las edades y, sobre todo, en la infancia. Y es que, consumir diariamente las cantidades recomendadas de leche y productos lácteos ayuda a fortalecer los huesos, aporta energía y aumenta la masa muscular.

En este sentido, la encuesta ‘Los niños y los lácteos’, realizada por InLac, ha mostrado que el 40 por ciento de las madres españolas considera adecuada para sus hijos una ingesta de entre 1 y 2 raciones de lácteos al día, mientras que los expertos recomiendan 2 o 3 raciones para los niños y 3 o 4 raciones para los adolescentes.

A los niños les gusta consumir leche y lácteos

Por otra parte, la organización ha informado de que el 99 por ciento de los niños españoles afirman que les gusta consumir leche y lácteos y tanto las madres como los niños conocen algunos de sus beneficios. Además, el 47 por ciento de los niños dice que la leche es buena para fortalecer sus huesos y el 22 por ciento para estar mejor alimentado, el mismo porcentaje que aquellos que creen que ayuda a crecer más.

Sus madres también tienen claras sus propiedades y, de hecho, casi la mitad de ellas (49%) considera que los lácteos favorecen el desarrollo y crecimiento general de sus hijos, el 35 por ciento el fortalecimiento de sus huesos y, para el 14 por ciento de ellos, los lácteos contribuyen a completar su alimentación. Sin embargo, según este mismo estudio, el 40 por ciento de los niños españoles consume menos lácteos de los recomendados.

“Recordar los beneficios de los lácteos es vital en un momento en que su consumo está descendiendo. Queremos que nuestros niños crezcan fuertes y con energía, para que así se fijen las bases de lo que será su bienestar físico y nutricional en el futuro”, ha comentado el presidente de InLac, Ramón Artime.

Las proteínas de la leche ayudan a regular el peso corporal

Respecto a los beneficios que aporta en los adolescentes, el trabajo realizado por InLac recuerda cómo las proteínas de la leche pueden contribuir a la regulación del peso corporal y explica que un aporte óptimo de calcio es fundamental para adquirir una masa ósea adecuada y reducir el riesgo de osteoporosis en su etapa adulta.

Los deportistas también deben consumir lácteos, ya que además de favorecer la rehidratación gracias a sus carbohidratos en forma de lactosa, poseen proteínas que contribuyen a aumentar y conservar la masa muscular.

Asimismo, en el caso de las mujeres, la ingesta debe cuidarse especialmente en períodos como el embarazo, la lactancia o la menopausia, ya que el cuerpo incrementa su necesidad de calcio y las recomendaciones pasan a ser de entre 1.000 y 1.200 mg al día. En referencia a los mayores, la ingesta de calcio y vitamina D, ambos presentes en los lácteos, se relaciona con un menor riesgo de padecer hipertensión.

“El consumo recomendado de lácteos contribuye a lograr una nutrición adecuada, por su riqueza y variedad, en las distintas etapas de la vida. Esto es así siempre: tanto los adultos, como los niños y los ancianos, no debemos ‘bajar la guardia’ del consumo de lácteos en Navidad”, ha zanjado la catedrática de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, Rosa María Ortega.

Fuente: El economista, España. 12-12-2015