¿Sabes qué bebida tiene el mejor índice de hidratación?

¿Nos sirve cualquier bebida para hidratarnos correctamente, tanto al hacer deporte como en nuestra vida diaria? La respuesta es no, y para medirlo disponemos del índice de hidratación de las bebidas: un factor que nos indica la cantidad de tiempo que un fluido permanece en nuestro cuerpo antes de excretarlo a través de la orina.

Este índice se registró a partir de otro bien conocido: el índice glucémico o índice glicémico de los alimentos, que mide la respuesta del organismo ante la ingesta de carbohidratos de un determinado alimento. El índice de hidratación nos orienta a la hora de escoger el tipo de bebidas con el que vamos a hidratarnos para saber cuál es la que más nos conviene en cada momento. Sabiendo esto, ¿qué bebida creéis que tiene un mejor índice de hidratación: la leche, el zumo de naranja o un refresco azucarado?

Un estudio británico publicado el año pasado nos aclaró esta duda: de las 13 bebidas que analizaron sobre 72 sujetos, utilizando el agua como “bebida de control”, las que mejor índice de hidratación obtuvieron fueron, por este orden, la solución oral a base de sales minerales, la leche desnatada y la leche entera. Inmediatamente por detrás de ellas y sin subir al podium se quedan el zumo de naranja, el refresco de cola y el té helado.

indice-hidratacion

Según este estudio, estas tres bebidas eran capaces de retener una mayor cantidad de líquidos en el organismo hasta dos horas después de haberlas ingerido. Por supuesto, esto se hizo en un entorno controlado y sobre unos sujetos en un estado de euhidratación (con un contenido de agua corporal normal, no deshidratados ni excesivamente hidratados).

Que una solución oral con sales minerales salga ganando en esta comparativa no puede sorprendernos mucho: al fin y al cabo es una bebida formulada expresamente para rehidratar a nuestro cuerpo. Pero sí que nos llama más la atención el hecho de que la leche, ya sea desnatada o entera, tenga un índice de hidratación tan bueno. Esto, según Ronald J. Maughan, experto en hidratación de la Universidad de Loughborough, se debe a que al ser una bebida que contiene otros nutrientes y electrolitos, su consumo ralentiza el vaciado gástrico, y esto afecta directamente a los riñones, que producen menos orina.

También llama la atención que las bebidas deportivas obtuvieran un índice de hidratación bastante bajo en este estudio, dado que en su publicidad nos las venden siempre como una de las mejores maneras de rehidratarse después de hacer deporte. La cerveza también fue una de las peor paradas en la comparativa: la cerveza no es una buena opción a la hora de rehidratarnos.

Es buena idea recordar que la bebida de referencia, tanto en este estudio como en nuestro día a día y cuando practicamos actividades deportivas, debe ser siempre el agua (y es la que se toma en este estudio como referencia).

Fuente: Vitónica. 4-5-2017