Soufflé de calabaza y queso

1- Separar las yemas de las clara, y reservar éstas últimas.
2- Pelar la calabaza (previamente cocida) y cortarla un poco.
3- En una procesadora o licuadora, introducir la calabaza, las yemas, el queso, el almidón, el polvo de hornear, y los
condimentos.

4- Procesar hasta que quede una mezcla suave y homogénea. Este paso también se puede realizar a mano, con un tenedor.

5- Batir las claras a nieve.

6- Integrar las claras con la mezcla de calabaza, realizando movimientos envolventes para que no se bajen.

7- Aceitar 4 moldes individuales, o un molde mediano.
8- Rellenar los moldes sin completar su capacidad.
9- Hornear a 180°C por 20 minutos o hasta que se empiecen a dorar y al pincharlos con un palillo salga seco.

Rendimiento: entre 4 y 5 porciones.
Acompañamiento: ensalada de remolacha rallada.