Vida para el organismo

Llevamos más de 70 siglos disfrutando del yogur, un lácteo lleno de vida. Por su origen a partir de la fermentación de la leche, este alimento contiene probióticos, es decir, microorganismos vivos que favorecen a nuestro cuerpo, en particular a nuestro aparato digestivo.

Este alimento, conocido hoy como «funcional», es ideal en dietas equilibradas. Gracias a sus componentes bioactivos, nos ayuda a proteger la salud cardiovascular, regular el peso corporal y fortalecer nuestras defensas. Por si esto fuera poco, los individuos que presentan intolerancia moderada a la lactosa pueden disfrutar del yogur sin verse afectados dado que en él la lactosa aparece en mínimas cantidades.

Llevamos más de 70 siglos disfrutando del yogur, un lácteo lleno de vida. Por su origen a partir de la fermentación de la leche, este alimento contiene probióticos, es decir, microorganismos vivos que favorecen a nuestro cuerpo, en particular a nuestro aparato digestivo.