Yogur, rico al paladar, mejor aún para la salud

Tomarse un vaso de yogur varias veces al día es de sumo agrado para quienes lo prefieran. A ello se añade que se trata de un alimento muy conocido por sus propiedades o beneficios sobre la flora intestinal, su rico sabor, y por aportar una gran cantidad de calcio a los huesos.

Además de ser saludable, es económico y existen muchas maneras de añadirlo a la dieta, ya que se puede ingerir solo, en postres y ensaladas, entre otras maneras.

En medicina natural se sabe que si nuestro intestino está saludable, todo el organismo lo estará; es uno de los alimentos funcionales más conocidos por todos por sus beneficios sobre el sistema inmune.

Según recientes investigaciones este alimento podría ser responsable de un favorable cambio de ánimo de quienes lo tomaron.

El yogur se considera imprescindible para la salud, debido a que es un producto del grupo de los probióticos, los cuales contienen varias colonias de microorganismos vivos que influyen de forma positiva en esos resultados.

Contiene una excelente fuente de calcio, magnesio y fósforo que son los minerales más importantes para mantener la salud de los huesos; hay que tener en cuenta que hay una mayor cantidad de estos en el yogur que en la leche, lo que se debe a que los microorganismos que la fermentan para convertirla en yogur, la convierten en más digestiva y tolerable.

Contiene vitamina A y vitaminas del complejo B; además, sólo aporta por porción de 250 mg 150 calorías; al mismo tiempo, también se disminuye la proporción de colesterol que contiene la leche.

Cada 100 g del alimento en cuestión contiene 180 miligramos (mg) de calcio, 17mg de magnesio, 240 de potasio y siete mil 140mg de fósforo.

Contiene lactobacilos que ayudan a eliminar gases y reducen la molesta hinchazón abdominal. Sus microorganismos colonizan rápidamente la flora de los intestinos, estimulan las defensas y forman una barrera natural contra las bacterias nocivas.

Las bacterias lácticas del yogur ayudan a estimular las defensas del organismo, y por ello se convierten en una gran ayuda contra los catarros comunes y otras infecciones víricas.

Es beneficioso para evitar el estreñimiento y controlar la diarrea, y favorecer con ello la eliminación de los desechos del proceso digestivo reduciendo la incidencia de cáncer de colon.

Tras una intervención quirúrgica abdominal, el yogur puede hacer que la recuperación sea más rápida y que se mejore la acción del tratamiento, dado que contribuye a la salud del aparato digestivo.

El yogurt también se utiliza en el cuidado de la piel. Al mantener los intestinos limpios, estos absorben y eliminan con mayor eficiencia los nutrientes. En aplicaciones externas actúa como desinfectante y refrescante. Contribuye a que luzca más bella y atractiva.

Un dato reciente es que algunos nutricionistas aconsejan tomar un vaso de yogur en horas de la merienda en la mañana y la tarde, si la persona hace dieta para bajar de peso.

Fuente: Radio Rebelde, Cuba, 29-01-2019